Ventajas de las cerraduras de barras

Las puertas blindadas son elementos que resguardan en gran medida los bienes de las personas, instaladas tanto en casas, como negocios y oficinas.

Sin embargo, no todas las personas tienen la disponibilidad de instalar en sus casas una puerta de seguridad, ya que se trata de una inversión que implica pagar un alto costo.

De hecho, algunos cerrajeros de acuerdo a su experiencia recomiendan alternativas más económicas pero que de igual modo sean capaces de garantizar el resguardo de los espacios.

Entre estas opciones, tenemos a las cerraduras de barra, que representan una solución bastante eficiente a la hora de impedir robos.

¿Qué son las cerraduras de barras?

Son un tipo especial de cerraduras de sobreponer, cuyo principio de funcionamiento consiste en la incorporación de una barra horizontal o vertical que atraviesa puertas metálicas y de madera.

Existen dos modelos fundamentales, entre los que se ubican las cerraduras de barra libre y las cerraduras de barra fija, independientemente de la posición que tenga la barra en la cerradura.

Las cerraduras de barra libre son aquellas que se mueven con el accionar de la cerradura desde la parte interna o externa de la puerta, mientras que las de barra fija solo se activan desde el interior de la casa, moviendo la barra manualmente.

La barra en este caso, sería uno de los extras que necesita la cerradura de sobreponer para frustrar los intentos de los maleantes de atentar contra la seguridad del recinto.

Muchas marcas de herrajes, han incluido la fabricación de este tipo de cerraduras dentro de la diversidad de modelos, gracias a los beneficios que ofrece a tan bajo costo.

¿Qué hace que elijamos una cerradura de barras?

No es obligatorio que un cerrajero instale la cerradura, ya que lo puedes hacer tú mismo. No obstante un cerrajero tiene en su haber las herramientas necesarias para adaptar este tipo de artefactos.

Su presencia no se encuentra limitada por el tipo de puerta, ya que se puede anexar a puertas de distintos materiales.

Al tratarse de una cerradura de sobreponer, se le pueden incorporar cilindros de seguridad que resistan las aperturas a través del bumping y del ganzuado.

Sus cilindros son difíciles de distinguir desde la parte externa, lo que dificulta la visibilidad que requieren los malhechores para utilizar técnicas de robo no invasivas.

Son cerraduras a las que es difícil acceder para utilizar técnicas de robo invasivas, ya que su mecanismo principal se encuentra en la parte interna del sitio.

Su resistencia a la corrosión permite que se pueda instalar en toda clase de ambientes, conservando una apariencia estética bastante agradable.

Adquiere tu cerradura de barras

Las cerraduras de barras se han convertido en una opción adicional para los consumidores que no cuentan con recursos excesivos, sobre todo por la inestabilidad económica que reina en España.

Invierte en tu seguridad, y considera la instalacion de estos dispositivos que incrementarán la protección que requieres en estos tiempos actuales, donde los maleantes no dan tregua para cometer sus fechorías.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Cerraduras. Guarda el enlace permanente.