Las desventajas de un piso

Nombrar las desventajas de un piso no es para sentarnos a llorar, es para conocer las debilidades y reforzarla con algún producto de seguridad que se hallan en la tienda de cerrajeros https://cerrajerossantcugat.org.es.

Es frecuente que se actúe por inercia Y al asegurar nuestra propiedad contra los ladrones lo hagamos como lo hace el vecino o algún conocido, sin percatar cuales son nuestra propias desventajas en el inmueble para atacarlas con un buen servicio de cerrajería profesional.

Es posible pensar que como tu casa esta en los últimos pisos de arriba,  no hay nada de que preocuparse porque los cacos no te alcanzan, porque es muy difícil que suban extraños hasta el nivel de tu vivienda e incluso ni te esfuerzas por pasar las llaves o cerrar las ventanas por que estas alejado del suelo.

No eres el primero ni el ultimo al que los ladrones mas audaces pueden robar y dejarte frustrado y sorprendido al ver que tus cosas ya no están donde las dejaste, todo esta revuelto en tu casa y las puertas ni siquiera están violentadas. Toma tus precauciones antes que los vándalos lo hagan por ti.

Un simple plástico

Un simple plàstico puede resultar inofensivo para las personas comunes, pero los cerrajeros saben que con este pequeño trozo de plástico los ladrones pueden abrir puertas a las que no se les ha pasado seguro, en tres segundos.

Es como dejar preparado un regalo, es un azar al que se someten los vándalos pasar el plástico por la ranura de la puerta a ver si esta sin seguro  y ¡Zas! Abre con el método del resbalón. los ladrones están al acecho, te observan cuando sales del edificio y según la actitud despreocupada ellos pueden inferir que no has asegurado.

No importa si vives en el ultimo piso, se pueden hallar la manera de entrar hasta tu puerta o ventana (insólito pero posible) para intentar la técnica sencilla si se dispone de mas tiempo optaran por hacerlo pero el riesgo de llegar hasta tu puerta no la desperdiciaran.

La escalada

Los ladrones no son personas flojas, ni despistadas ni menos tontos. Esta gente tiene una grana inteligencia que lamentablemente la usan para hechos ilícitos, son observadores, cautelosos, calculadores y enfocados para lograr entrar, con muy poco miedo a morir.

Por ello, se atreven a tomar caminos muy peligrosos a trepara ventanas, sean ayudados por tapias cercanas, arboles de gran tamaño, desniveles del inmuebles y rapel o con cualquier elemento que sirva de escalera. Las ventanas abiertas son un gran atrayente de delincuentes.

Vecinos amistosos

El exceso de información dada por los vecinos sobre su vida es un inconveniente, los ladrones pueden decir que son familiares, parejas o amigos para que los dejen entrar, pueden ser muy amables y agradables para conseguirla confianza de algún vecino.

Se puede ser muy amable pero tajante al brindar información o facilitar el paso de extraños a la propiedad. Las apariencias pueden engañar. Es necesario marcar los limites entre los vecinos, ya que en un mismo edificio pueden robar en una misma vez varios pisos, con un poco de información y el paso consensuado.

 

 

Esta entrada fue publicada en seguridad. Guarda el enlace permanente.