Emprender un negocio de joyería

Has descubierto un gran talento, la creación de joyas. Es momento de hacerlo formal, engrosando tu cartera de clientes, con fascinantes diseños de tus piezas, pero para ello necesitas darle un altar a tus creaciones. Recuerda que las joyas llaman el deseo de quien no puede pero quiere tenerlas, es decir de los ladrones.

Una pieza de cerrajería es como una joya del artesano que busco hace muchos años conseguir seguridad a través de ella. Pero ahora a través de esta cerrajería se trata de mantener a las joyas creadas por artistas en absoluto resguardo, hasta que el dinero pueda comprarlas.

Los riesgos como con cualquier otro negocio son altos, pero para emprender el negocio de una joyería se debe disponer inicialmente con la asesoría de profesionales cerrajeros de Hospitalet que proyecten las áreas de protección de las joyas, la distribución de los dispositivos de seguridad a lo largo del establecimiento, el control de acceso y la detección anticipada de robo en exhibidoras.

Evaluando el entorno

El entorno donde radiques tu negocio, determinara el tipo de clientes que visitara tu local, a menos que tengas pensando gestionar una publicidad que haga que tus clientes potenciales e muevan de una localidad a otra solo por conseguir tus productos.

Es por ello que deberás evaluar exhaustivamente donde implantaras tu empresa. Si confías en tus creaciones y tienes bien definido a quien ira enfocado tu oferta de mercado, podrías impulsarte estando en cercanía con negocios similares que atraigan clientes interesados pero que puedan desviarse a lo que ofrece tu emprendimiento.

Si en cambio tus piezas creadas son bisutería, cuyo interés es que se hagan populares, que se enganchen con diseños de moda o tendencia, la escogencia del entorno también definirá el éxito. Los centros comerciales o zonas populares son lo más conveniente para tus ventas.

Establecimiento seguro

Una joyería puede ser catalogo en tres niveles: Bisutería, Joyería Fina y productos intermedios. La bisutería es fabricada con materiales y herramientas de bajo costo, son piezas de uso diario y son tendencia de moda.

La joyería fina es realizada por orfebres con herramientas, materiales y procesos más costosos, que da como resultados piezas de gran valor.

Mientras que los productos intermedios de joyería se obtienen de materiales un poco más costosos que la con las bisuterías con procesos sencillos de fabricación que pueden ser usados para diferentes eventos.

El establecimiento debe estar protegido en toda su extensión. Las persianas metálicas deben ser fabricadas con metales resistentes y en diseños que no faciliten el apalancamiento. Disponer de cerraduras electromagnéticas para controlar el acceso a las personas al local a juicio del personal. Además de detectores de metales para limitar el acceso de armas de fuego.

Protege tus joyas

Los sistemas antirrobo para cualquier local comercial pueden ser similares, pero en una joyería fina, los sensores en las vitrinas es mucho más importante de instalar. En el mercado, existen dispositivos de seguridad que los cerrajeros, recomiendan instalar, como detectores de rotura de vidrio, láminas de seguridad y sistemas de alarmas para disuadir el robo de las joyas.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.