Existen muchas razones para aprender a realizar el mantenimiento de tus cerraduras, por ejemplo, ¿cuál es la casa que no posee una cerradura?

Las cerraduras son elementos esenciales para nuestras casas, nos brinda aspectos de gran importancia como protección, seguridad, confianza. Y cuando vas a salir, puedes tener la seguridad de que ningún delincuente va a entrar a tu hogar, pero para eso debes realizar el correcto mantenimiento.

Debido al incremento descontrolado de la delincuencia, necesitamos una buena protección en las puertas de las casas, negocios, empresas y de muchos otros sitios.

Como todos los elementos, con el uso continuo, comienzan a presentar desgaste y pueden presentar fallos graves, es por esa razón estas necesitan recibir mantenimiento de manera regular.

Importancia de realizar mantenimiento a las cerraduras

Cuando las cerraduras reciben el mantenimiento apropiado, como lo recomienda el cerrajero profesional, quien posee amplios conocimientos al respecto y tienen la experiencia necesaria, alargarás su tiempo de vida útil, y no sólo eso, también funcionarán de manera adecuada.

En caso de que las cerraduras no reciban el mantenimiento preventivo, es posible que en cualquier momento pueda detectar que comiencen a presentar algunos fallos en su funcionamiento, por ejemplo comienza a ser más difícil para desbloquear, comenzar a atascarse, lo que puede llegar al punto de quebrar la llave.

Evite esperar a que su cerradura comience a funcionar mal, con el mantenimiento en el momento adecuado, a la larga se ahorrará una gran cantidad de dinero.

Cómo realizar el mantenimiento

Si tiene dudas al respecto, lo recomendable es contratar a un cerrajero para que realice el mantenimiento, sin embargo, el proceso es muy sencillo y se resume en los siguientes pasos.

Limpieza de la cerradura. Existen partículas como el polvo, el cual se adhiere a la cerradura, entonces el primer paso es limpiar este elemento por fuera. Prepare una mezcla agua, jugo de limón, y un poco de sal, y con ayuda de un cepillo de dientes viejo, fregar bien por fuera, enjuagar y secar.

Lubricación de bombines o cilindros. Para este paso es recomendable el uso de grafito en polvo, es un producto que viene en un tubo pequeño con una boquilla muy fina está diseñada para aplicar el polvo de grafito directo al cilindro o bombín. En el mercado también puede encontrar el producto en aerosol, es el mejor lubricante para estas piezas.

Problemas comunes por falta de mantenimiento

Los problemas que se presentan con mayor frecuencia al no realizar el mantenimiento adecuado a las cerraduras son los siguientes.

Llave atascada. Si ocurre este problema, debes sacar la cerradura y limpiarla con alcohol, retirar los tornillos del lateral de la puerta, justo donde se sitúa la barra metálica que mantiene la puerta cerrada, con el destornillador deberás presionar hacia afuera hasta sacar la cerradura, una vez logrado esto, revisar el mecanismo hasta encontrar el problema, solucionar y aprovechas de lubricar.

Llave deforme. El uso continuo de las llaves tantas veces al día, es algo imposible de evitar, por tal razón debemos estar atentos de que la llave se encuentre en buena forma, sin desgastes o indicios de fracturas.